Inauguración de los Jardines Antonio Vicente Mosquete

En el paseo de la Habana, a solo unos metros del colegio que llevó su nombre, se encuentran, desde el pasado junio, los Jardines Antonio Vicente Mosquete. Unos meses antes, la Junta de Distrito de Chamartín decidió por unanimidad de todos los grupos políticos, dejar en el callejero de Madrid el nombre del primer presidente democrático de la ONCE. El descubrimiento de la placa de este espacio se hizo coincidiendo con el  30 aniversario de su muerte. Al acto de descubrimiento de la placa asistieron la familia, amigos y representantes del Ayuntamiento. En él participó el tercer Teniente Alcalde y concejal-presidente del distrito de Chamartín, Mauricio Valiente, su amigo y compañero Ricardo Gayol y su hija, Rocio Vicente. También hubo música a cargo del que fuera uno de sus alumnos, hoy músico profesional, José Corchete. La mañana fue sencilla, tranquila y soleada. Unas doscientas personas, un micrófono y un piano.

Valiente remarcó la importancia de dejar en la memoria de las calles las figuras que han aportado a los valores de la ciudad y el ejemplo de Antonio Vicente Mosquete al mundo de la discapacidad. También Ricardo Gayol quiso poner de relieve sus aportaciones al colectivo de los ciegos, pero hizo hincapié en su figura como político dialogante y entusiasta de la capacidad para cambiar el mundo. En un tono más personal, Rocio Vicente hizo un relato íntimo de un hombre escéptico, cercano y querido a cuya humanidad era imposible no rendirse. Antes de tocar algunos, José Corchete recordó al Antonio profesor de inglés con apenas 18 años. Un joven en el que ya estaban las cualidades – la creatividad, las ganas, la empatía – que luego harían de él una figura imprescindible en la Historia de la ONCE, y un ser humano excepcional.

Desde ese día en el paseo de la Habana, a la altura del número 71, hay un trocito de Madrid en el que poder sentarse y pensar, que lleva el nombre de Antonio. No es un parque enorme y señorial, sino el costado de una calle relativamente tranquila, perfecta para recordar a quien intento manternerse siempre “escépticamente esperanzado”.

En este enlace podéis leer la noticia de la Vanguardia sobre el acto:

http://www.lavanguardia.com/vida/20170603/423158777562/los-jardines-del-paseo-de-la-habana-lucen-ya-el-nombre-del-primer-presidente-elegido-democraticamente-en-la-once.html

Las fotos del acto fueron realizadas por el fotógrafo Edu Vilas.