La participación como instrumento del cambio social y estrategia del movimiento asociativo de minusválidos (septiembre 1982)

CONGRESO NACIONAL DE MINUSVALIDOS FISICOS Y SENSORIALES

ESQUEMA DELA PONENCIA PRESENTADA POR» ANTONIO VICENTE MOSQUETE

Madrid, Septiembre de 1.982

Nota Previa.

Me dispongo a reflexionar una vez más sobre el tema de la participación desde la perspectiva del Movimiento de Minusválidos, y no puedo evitar, al hacerlo, una cierta sensación de cansancio, de asunto manoseado, que es pre­ciso poner de manifiesto desde el principio para, si es po­sible, irlo superando a lo largo de la exposición.

En efecto, el tema de la participación tiene algo de “camp”, de “revival” de aquellos ilusionados años 1.975-1.976. Hablar a la altura de 1.982 de participación, en me­dio del desencanto y el escepticismo, puede ser simplemente un ejercicio de nostalgia, pero también podría constituir un nuevo intento -ahora con un enfoque realista- por defi­nir una forma de comportamiento válida y una estrategia de actuación para el Movimiento Minusválido adaptado a las circunstancias histórico-políticas de nuestro país.

Es, lógicamente, en esta segunda perspectiva, en la que intentaré situar las reflexiones que siguen»

Por otra parte, haré un esfuerzo por concretar, —— cuanto me sea posible, propuestas eminentemente prácticas respecto a este tema, de manera que, una vez discutidas porla Asamblea, puedan servir como líneas de acción para el Movimiento de Minusválidos en el próximo futuro.

ESQUEMA DELA PONENCIA

I.- Valoración crítica de las Experiencias de Participación – en nuestro país.

1)   Órganos de participación en el Sistema dela Seguridad Social.Características y Resultados»

2)   Órganos de participación enla Administración Central.Consejo Nacional de Representantes del Real Patronato de Educación y Atención a Deficientes.

3)   La participación en los Entes Locales. Condiciones y Valoración.

4) Valoración del conjunto de las experiencias participativas de nuestro país»

a)  Insuficiencias en cuanto a la constitución y atribuciones de los órganos de participación.

b)  Palta de convicción por parte de los responsables de las Instituciones de Servicios Sociales.

c)  Insuficiente madurez y cohesión del Movimiento Asociativo de Minusválidos y de sus representantes.

II.-La Participacióncomo modo de comportamiento en un sistema democrático.

1)   Más allá del voto: ciudadano activo, ciudadano para la democracia.

2)   La estructuración en grupos por analogía de ideas, — por coincidencia de situaciones, por convergencia de intereses.

3)   La participación como método, con independencia y – por encima de los resultados.

4)   Participación como instrumento de cambio social.

III.-La Participacióncomo estrategia del Movimiento Minusválidos.

1) Requisitos de la participación.

a)   Consolidación organizativa y cohesión en las ideas del movimiento de minusválidos.

b)   Autonomía e independencia de las organizaciones unitarias de minusválidos.

c)   Determinación clara del orden de prioridades para la actuación de las organizaciones de minusválidos y de su concreción en objetivos bien definidos pa­ra cada etapa.

2)La Participaciónen las instituciones específicas -— responsables de la atención a minusválidos.

a)    Exigencia a un año vista de un marco participativo más efectivo y más claro.

b)   Determinación por el Consejo Estatal de los obje­tivos a perseguir en el próximo año dentro de la política del Estado en Materia de Minusválidos y utilización racional y sistemática de los órganos de participación para el logro de dichos objetivos.

c)   Mayor vinculación entre representantes en órganos de participación y conjunto del movimiento de minusválidos.

3) Una alternativa a la situación actual: la participa­ción deseo fuera, la participación no orgánica.

a)   Unidad y fortaleza del movimiento asociativo.

b)   Conexión y presencia en las distintas esferas de poder políticos, sociales, medios de comunicación…

4) Relación entre movimiento asociativo de minusválidos y partidos políticos y centrales sindicales.

a)  La experiencia italiana dela Unione Italianade Ciechi.

b)  Una estrategia adecuada al actual contexto español.

-unidad de los minusválidos

-claridad de las ideas del movimiento de minusválidos

-presencia de minusválidos en cada opción política -utilización de los canales que suponen los parti­dos políticos en beneficio del movimiento.

c)  Utilización conjunta de ambas fórmulas dentro de una estrategia global.

Propuestas de resoluciones

1ª.- Las experiencias de participación orgánica de los minusválidos en las instituciones, son valoradas porla Asambleacomo»

a)   Insuficientes por las competencias y la constitución de los órganos creados,

b)   Estériles por la falta de convicción de los responsables de los organismos en que se han establecido»

c)   Escasamente útiles por la inmadurez del propio movi­miento asociativo de minusválidos.

2ª.-La Asambleadefine como objetivo prioritario para el próximo período el trabajo de extensión, consolida­ción y aclaración del Movimiento de Minusválidos, compatible con la presencia crítica en los actuales órganos de participación y esto último, con dos objetivos inmediatos.

a)   Exigencia de transformación de estos órganos en cuanto a su composición y competencias durante el próximo año y

b)   actuación en los mismos con arreglo a un plan de ob­jetivos concretos previamente definidos por el movimiento, y que para este año podrán centrarse en la transformación de la estructura organizativa pública del sector.

3ª.-La Asamblearesalta el valor de la actitud participativa a nivel individual y la presencia unitaria del co­lectivo de minusválidos como medio de consolidación del sistema democrático, como instrumento de cambio social y como estrategia para el logro de los objetivos de los minusválidos en nuestro país.

4ª.-La Asambleaconsidera urgente y prioritario conseguir una conexión operativa del movimiento de minusválidos y sus organizaciones representativas con los partidos políti­cos. Y para ello, encarga al Consejo Estatal de adoptar las medidas concretas que permitan establecer con los mismos canales de relación permanentes, introducir en sus programas los planteamientos básicos y reivindicaciones de los Minusválidos y utilizar sus estructuras como instrumento para el logro de los objetivos del movimiento de discapacitados.

Madrid, Septiembre de 1.982