Datos sobre una realidad

(Detrás del Cupón Pro-Ciegos), (1983)

El Cupón Pro-Ciegos inicia, en estos días, una etapa de reno­vación y acercamiento al público comprador, que ha de culminar el día primero de Enero de 1.984 con el primer Sorteo Extraordinario del año y el lanza­miento de la nueva versión de esta popular lotería en que se conjugarán la permanencia de sus rasgos peculiares y la incorporación de características que reclaman las modernas teorías sobre el juego y la realidad de un mercado competitivo en nuestro país. Esta etapa, discurre de forma paralela al proceso de replanteamiento y modernización que vivela O.N.C.E. Como en tantas otras ocasiones, el Cupón es la parte visible del iceberg, el signo externo de una realidad que la opinión pública debe conocer: la situación de los deficientes visuales en España.La O.N.C.E. democrática se halla muy interesada en recalcar el valor instrumental del Cupón para la autonomía y la integración de los ciegos españoles en mostrar la “otra cara de la moneda”, el “reverso del Cupón”. Y quiere hacerlo sin ningún género de triunfalismo pero con la convicción de que se parte de una realidad sólida y de una fórmula institucional, unitaria, autónoma y gestionada por los propios afectados, -La O.N.C.E.-, cuya originalidad” radica en esa relación “sin intermediarios” entre los ciegos y la sociedad española.- Plena ocupación y cobertura económica. La situación objeti­va de los ciegos en nuestro país, en relación con los de otras naciones de nuestra área, viene caracterizada por la plena ocupación y la suficiencia económica que proporciona el ejercicio de la venta del Cupón. De esta mane­ra, se roba espacio a las pensiones -que en otras latitudes constituyen la fórmula exclusiva de protección de un número importante de los ciegos-, en beneficio de una actividad indudablemente positiva desde una perspectiva de integración e independencia.Sin embargo, nos hallamos en inferioridad en el terreno de la inserción laboral en el mercado ordinario. Actualmente se lucha por un marco legal que no discrimine sino refuerce, el acceso de ciegos debidamente capacitados y con plenas garantías de rentabilidad, en empresas ordinarias, principalmente en el sector público.Además de los fisioterapeutas, de los telefonistas y de los otros profesionales ciegos que gozan de una reputación sólida y de «tafliv                ” capacidad probada, existen otras actividades laborales compatibles con las aptitudes de los deficientes visuales y para cuyo desempeño garantizada las cualificación, solicitamos apoyo del Estado y comprensión de la sociedad: programadores de ordenadores, afinación y reparación de pianos, docencia en centros de nivel medio y superior, revelado en cámara oscura… ¡Como en tantos países!¿Para qué sirve el Cupón? Además del papel que se ha descri­to, los ingresos de la venta se destinan a ofrecer servicios a los deficien­tes visuales afiliados. He aquí una sucinta presentación de su volumen y modalidades principales:Número de afiliados a 31 de Diciembre de 1.982, 27.298. Una cifra importante aunque susceptible de experimentar un sensible incremento en la medida en que se intensifiquen las campañas de detección y se complementen los estímulos -ya de por sí importantes- de una oferta sustancial de servicios.

Servicios educativos y de formación profesional.- A esta importantísima parcela destinala Organizaciónuna cifra próxima a los mil millones de pesetas en los Presupuestos del actual Ejercicio. Con ella se financian los seis centros educativos dela Entidadque atienden a más de ochocientos deficientes visuales en edad escolar,la Escuelade Fisioterapia, las dos Escuelas de Telefonía y el Centro de Formación en el que, además de un Taller de Producción, se realizan programas de capacitación profesional de deficientes visuales como Programadores de ordenadores y afina­dores-reparadores de pianos. Por otro lado, en esta cifra no se hallan incluidos los costes de la estructura periférica dela O.N.C.E. que comprende 31 Delegaciones Territoriales y unas 275 Locales, que en conjunto abarcan la gran mayoría de los núcleos de población importantes y, en el terreno educativo, actúan como centros de detección y apoyo.

La puesta a punto de una estructura de servicios que permita la integración de niños deficientes visuales en escuelas ordinarias con plenas garantías, la extensión de las posibilidades de formación profesional y la lucha por ampliar las oportunidades de empleo en régimen ordinario son aspectos programáticos de la futura actuación dela O.N.C.E. en esta época.

Servicios culturales.- Una aportación muy apreciada por los deficientes visuales de todas las edades la constituyen los fondos bibliográ­ficos dela Organización, compuestos por más de 55.000 horas de material sonoro de interés general y 21.000 horas de material para estudiantes, un número aproximado de 950 obras impresas en sistema Braille disponibles en las Bibliotecas Circulantes existentes en las distintas dependencias dela Entidady que los afiliados pueden adquirir a precios simbólicos; asimismo, en las Bibliotecas Circulantes de Madrid y Barcelona se cuenta con más de 13.000 títulos en braille, manuscritos y utilizables gratuitamente en régimen de préstamo.

La Cajade Previsión Social y las prestaciones asistenciales: la parte del león.- Más de cuatro mil millones de pesetas supone este año ala O.N.C.E. atender las necesidades que implica la cobertura de riesgos sociales de sus trabajadores -más de catorce mil- y pensionistas -más de 10.000-.La Cajade Previsión Social y las prestaciones médico-farmacéuticas complementarias, constituyen un sistema sustitutorio dela Seguridad Social, aunque sin aportación de los beneficiarios y representa una sobre carga parala Organizaciónque espera del Gobierno una solución al problema de los próximos años.

Los datos anteriores dibujan un panorama alentador, sobre todo en términos comparativos con relación al resto de los discapacitados en España o a los propios deficientes visuales en países avanzados. Ello únicamente abona la fecundidad de una fórmula institucional basada en la participación de los afectados, y refuerza la voluntad dela Organizaciónde luchar por una mejora cualitativa de la situación actual.

Esta es, en gruesos trazos,la O.N.C.E. de las realidades. Ese es el destino de los beneficios de la venta del Cupón Pro-Ciegos.La O.N.C.E. democrática no se considera satisfecha al cien por cien con la situación actual de los deficientes visuales españoles: está trabajando en la modernización y ampliación de los servicios, espera para ello la cre­ciente participación del Estado en la financiación de los mismos y seguirá defendiendo, a un mismo tiempo, el derecho a la igualdad y el derecho a la diferencia para los miembros de este colectivo.